Belén Sancho

30 enero, 2019

Una herramienta objetiva para el profesional a la vez que fomenta la motivación e implicación del paciente en su propio proceso rehabilitador. El paciente pasa a ser un activo importante del proceso ya que puede visualizar su evolución desde el inicio de una forma visual sencilla.