Fabrizio Gravina integra la tecnología DyCare en la rehabilitación deportiva

24 noviembre, 2018

Fabrizio Gravina, readaptador físico en el centro de biomecánica Ergodinámica, utiliza la tecnología DyCare para la evaluación musculoesquelética en la rehabilitación de deportistas.  En este artículo, nos cuenta su experiencia con Lynx.

DyCare entrevista a Fabrizio Gravina, entrenador y readaptado

  1. ¿Por qué decidió probar la solución Lynx en su centro?

En un programa de readaptación física es muy importante seguir constantemente la evolución del paciente: la calidad del movimiento, el rango articular, y por supuesto, la fuerza que es capaz de generar con el movimiento. Para ello, es necesario tener un soporte tecnológico que permita cuantificar todos estos datos, que sea lo más fiable posible y que también nos facilite el trabajo. Decidimos probar Lynx porque valoramos la calidad de los datos que recoge y la velocidad en la que los almacena.

 

  1. ¿Qué aplicaciones tiene Lynx en el proceso de rehabilitación deportiva?

Una de las funciones del dispositivo que más nos han llamado la atención es poder observar la calidad del movimiento durante toda la recogida de datos. Lynx permite observar el ángulo de movimiento de forma muy concreta y cómo el paciente mueve la articulación lesionada desde un punto de vista más general. Poder observar el conjunto de datos en diferentes planos nos ofrece una visión analítica de la  acción articular para conseguir, de esta forma, un análisis más eficaz de la funcionalidad y estabilidad de la articulación en cada movimiento.

 

  1. ¿Qué diferencia a Lynx de otros sistemas de medición?

La diferencia que hemos observado respecto a otro tipo de instrumentación es el software, que permite al profesional recoger todos los datos con precisión y al máximo detalle. También, poder segmentar cada dato, el estudio de los diferentes planos y la capacidad de generar informes. Además, los datos son fáciles de leer y de interpretar por otros profesionales y por el paciente, no solo en el informe final sino también durante todo el proceso de recogida de datos.

Respecto a otro tipo de soluciones, Lynx recoge datos de validez médica, ventaja importante para poder garantizar a todos los pacientes un informe de calidad desde un punto de vista médico-clínico.

 

  1. ¿Qué opinan los pacientes durante el proceso de evaluación? ¿Y los otros especialistas con los que comparte los resultados?

Observamos que los pacientes están muy contentos por este tipo de evaluación porque les hace intuir rápidamente como están progresando. Utilizamos el dispositivo no solo desde un punto de vista de recogida de datos puntual sino también desde un punto de vista de entrenamiento. Es importante que la instrumentación que implementos día a día genere un biofeedback que permita ver la progresión al momento. Diversos estudios afirman que, si existe un biofeedback visible, la recuperación del paciente es más rápida y el paciente está más implicado en el proceso de rehabilitación.

Para todo el equipo multidisciplinar que está involucrado en el proceso de rehabilitación del paciente, los datos recogidos por Lynx son fundamentales para la toma de decisiones y la creación de un programa de ejercicios de recuperación. La información observada y puesta en común por todos los profesionales (traumatólogo, médico rehabilitador y fisioterapeuta) nos facilita la elección de una estrategia más adecuada.

 

  1. ¿Recomendaría el uso del dispositivo a otros centros de rehabilitación física?

Creo que es importante que, poco a poco, todos los profesionales involucrados en la rehabilitación de lesiones tengamos a nuestra disposición la máxima instrumentación. Además de mejorar el proceso de recuperación, todos los datos que se generan con esta tecnología, también nos da un lenguaje común a la hora de poder interpretar el movimiento humano. Por esta razón, sí que aconsejaría Lynx a todos los profesionales del sector.

 

Si quieres probar Lynx en tu centro de rehabilitación o quieres saber más detalles sobre el dispositivo, no dudes en escribirnos.