Ventajas del análisis biomecánico con Lynx

24 julio, 2019

La biomecánica permite evaluar el estado y evolución de una lesión o una patología musculoesquelética, y valorar la eficacia del tratamiento o terapia de rehabilitación a través de pruebas dinámicas. Para realizar este estudio es imprescindible una herramienta como Lynx, que permite obtener datos objetivos y fiables, y tomar decisiones clínicas óptimas.

 

Estudio biomecánico en la rehabilitación física

“La biomecánica, mediante sistemas tecnológicos, recoge datos, analiza y estudia el movimiento, el equilibrio, la resistencia y/o la fuerza de los tejidos y músculos al andar, correr o estar en una posición determinada.” Así lo explicó Mónica Macía, doctora en la mutua MAZ de Zaragoza, durante el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) que se celebró recientemente en Sevilla. Asimismo, indicó que el análisis biomecánico permite objetivar la evolución de lesiones difíciles como las cervicalgias, en muchos casos, derivadas de accidentes de tráfico y que suponen un gasto importante en Rehabilitación.

La experta subrayó que “los médicos rehabilitadores estamos muy acostumbrados a las pruebas estáticas que no acaban de dar toda la información necesaria”. Por eso, a través de la biomecánica “podemos ver qué limitación se está produciendo y valorar hasta cuando el paciente debe continuar con el tratamiento”. Además de evaluar la eficacia de diferentes tratamientos, a través de un estudio de parámetros biomecánicos se puede valorar la cirugía propuesta o la indicación de prótesis.

Análisis del movimiento mediante sensores inerciales

Juan Carlos Miangolarra, director del Laboratorio de Análisis del Movimiento, Biomecánica, Ergonomía y Control Motor, por su parte, expuso en una  entrevista para Infosalus que “la biomecánica evalúa y detecta cambios funcionales. Y, sobre todo, cambios no apreciables por el ojo humano”. En DyCare creemos que la precisión en la captura del movimiento y la detección de limitaciones o compensaciones del movimiento solo es posible mediante el uso de la tecnología.

Para proporcionar a los profesionales datos fiables y objetivos en la valoración funcional del paciente, apostamos por una innovadora solución: Lynx. Silvia Raga, CEO de DyCare, declara que lanzaron el dispositivo porque “todavía se utilizaban métodos muy subjetivos y faltaban herramientas objetivas y sencillas que pudieran ofrecer datos precisos y ver si realmente el paciente había mejorado”.

Lynx captura los movimientos mediante dos sensores inerciales o cuatro si se realiza una medición biomecánica simultánea de una articulación sana y una patológica. Los sensores wearable transmiten cada movimiento del paciente en tiempo real y el software cuantifica automáticamente todos los parámetros biomecánicos como el rango del movimiento articular o la velocidad.  “A través de este dispositivo de análisis de movimiento, queremos dar una herramienta al profesional que mejore el diagnóstico y el tratamiento del paciente” expone Raga en Kapital Empresa.

Algunas clínicas de fisioterapia ya trabajan a diario con Lynx, como el caso de Punto Vital, un centro médico especializado en valoración médico-legal que utiliza la solución de DyCare para evaluar los trastornos musculoesqueléticos relacionados con las cervicales y sustentar informes periciales. También, centros dedicados a la formación y rehabilitación deportiva como el Centre d’Alt Rendiment Esportiu de Sant Cugat (CAR), que  utiliza los sensores inerciales de Lynx en diversos estudios sobre la monitorización de ejercicios de optimización del rendimiento y de movilidad para la prevención y readaptación de lesiones de los deportistas.