Chat directo

+34 935520029

El papel del Fisioterapeuta Durante y Después del Verano

No importa en qué época del año estemos, nuestro cuerpo requiere de cuidados constantemente. Aunque estemos en la temporada más “relajada” del año, el verano y las vacaciones, muchas veces continuamos con problemas de posturas, manejo de cargas excesivas, posturas prolongadas, etc.

Al realizar recorridos, caminatas, tours, se puede inflamar la fascia plantar creando lesiones puntuales como tarsalgia, talalgia o la misma fascitis plantar (espolón calcáneo).  Por ello es importante no abandonar las sesiones que diseña el Fisioterapeuta.

Por ejemplo, a través de una plataforma digital como la de ReHub se pueden realizar los ejercicios desde cualquier lugar ya sea desde una tablet o el mismo móvil con el fin de continuar con nuestro programa de rehabilitación.

¿Y qué pasa después del verano?

 

4-2

 

Al momento de retornar a las actividades laborales, las personas nuevamente empiezan a asumir posturas prolongadas especialmente aquellas personas que están por las largas jornadas en una misma postura. Esto ocasiona que los músculos se empiecen a retraer y acortar, produciendo dolor y algunas veces incapacidad funcional generando bajas laborales que afectan la productividad de cualquier empresa.

¿El dolor repercute negativamente en la calidad de vida de las personas?

De acuerdo a un informe elaborado por el INSST (Centro Nacional de Nuevas Tecnologías), más de la mitad de las personas con dolor intenso (53%) reconocen que se han visto obligados a reducir o limitar sus actividades sociales habituales. Esto está estrechamente vinculado a la baja productividad laboral donde el 39,39% de las personas que sufren dolor intenso se ausentan de su puesto de trabajo, comparado con un 3,35% de la población que no padece dolor («National Health and Wellness Survey 2010»). Entre las lesiones más comunes en el ámbito musculoesquelético que se presentan a nivel laboral son: La cervicalgia, Síndrome de hombro doloroso, lumbalgia, hernias discales, síndrome patelofemoral y esguinces.

Por esta razón, la Fisioterapia es fundamental para educar a las personas en generar conciencia de la importancia de crear hábitos saludables y enseñar la mejor manera de cómo moverse correctamente.

No debemos esperar a tener una lesión o algún dolor para cuidar de nuestra salud desde la parte física.  El fisioterapeuta tiene la capacidad de identificar deficiencias biomecánicas del cuerpo y mejorar las areas específicas de debilidad o alineación inadecuada.

 

365 DÍAS (1)

 

En resumen, el fisioterapeuta ha dejado de ser un terapeuta para convertirse en un orientador,  educador o coach, haciendo que la persona aprenda sobre su propio cuerpo y que pueda identificar patrones de movimiento asociados a las deficiencias o a su propia lesión.  Herramientas digitales como las de ReHub, ayudan al profesional a individualizar terapias a cada paciente y permiten un seguimiento remoto desde cualquier parte del mundo.

Scroll al inicio
×